En España, sólo en los últimos veinte años, la prevalencia de obesidad en niños en edad escolar ha aumentado aproximadamente del 5 al 15%; la tasa de sobrepeso entre los 2 y 17 años es de casi del 25% y el 80% de los adolescentes que son obesos, se calcula que lo serán también en edad adulta. Estas cifras dibujan un panorama ciertamente alarmante, en el que ya no es raro ver a niños y adolescentes con problemas tales como aumentos excesivos de colesterol, glucosa e incluso hipertensión que requiere tratamiento farmacológico.

Causas de la obesidad infantil

Un niño es obeso cuando su peso es superior al 20% del peso ideal para su estaturaLas causas de la obesidad son complicadas e incluyen factores genéticos, biológicos, conductuales y culturales. Básicamente, la obesidad se da cuando una persona come más calorías de las que el cuerpo realmente necesita y, por tanto, gasta. Si un padre es obeso, hay un 50% de probabilidades de que los niños también lo sean. Sin embargo, cuando ambos padres son obesos, los niños tienen hasta un 80% de probabilidad de serlo.

La obesidad en los niños y adolescentes puede estar relacionada con:

  • Hábitos alimenticios pobres
  • Sobre comer o perder la capacidad para parar de comer
  • Falta de ejercicio
  • Historial de obesidad en la familia
  • Enfermedades médicas (problemas endocrinos o neurológicos)
  • Medicamentos (esteroides y algunos medicamentos psiquiátricos)
  • Cambios en la vida que causan mucho estrés (separaciones, divorcio, mudanzas, muertes, abusos)
  • Problemas familiares o de los padres
  • Baja autoestima
  • Depresión u otros problemas emocionales

Closeup view of scales on a floor and kids feet

La importancia del tratamiento en la obesidad infantil

El tratamiento de los niños que padecen obesidad es importante, porque pueden sufrir graves problemas de salud tales como aumento en el riesgo de enfermedades del corazón, presión arterial alta, diabetes tipo II, problemas al respirar, dificultades al dormir, etc. Además de otras alteraciones a nivel psicológico: alteración de la conducta familiar, trato diferente por parte de los compañeros en la escuela, pobre desempeño en actividades deportivas o autoestima baja.

Una razón que con frecuencia se menciona en contra del tratamiento del niño obeso, es que se piensa que dejará de serlo espontáneamente al llegar a la edad adulta, sin embargo, la realidad es diferente, pues, dependiendo del momento de inicio de la obesidad y de la gravedad de la misma, se incrementará el riesgo de la obesidad adulta. Cuando la obesidad se inicia entre los seis meses y los siete años, el porcentaje de los que seguirán obesos en la etapa adulta es del 40%, en tanto que cuando la obesidad comienza entre los 10 y 13 años, las probabilidades son de hasta el 70%.

Si se toma en cuenta lo anterior y se reconoce que el tratamiento de la obesidad en los adultos suele tener poco éxito cuando se maneja con tratamientos no quirúrgicos (dieta o ejercicio) o tratamientos estéticos, y quienes lo logran conservan su peso ideal poco tiempo, se advertirá que no representa ninguna ventaja y sí muchos inconvenientes esperar a que el niño obeso llegue a la edad adulta para tratarlo.

Prevención de la obesidad infantil

Cada vez es mayor el número de pacientes con sobrepeso infantil, por lo que cada día se da mayor importancia a la prevención de la enfermedad. Por esta razón resulta fundamental estudiar los factores familiares asociadas al desarrollo de la obesidad, para darle un manejo adecuado y definido, con el fin de prevenir la Obesidad en la edad adulta.

¿QUÉ TE HA PARECIDO?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s