El próximo 24 de julio es un día especial para el que aprecia la vida y opta por vivirla plenamente: El Día Internacional del Autocuidado de la Salud. Los motivos, cualesquiera que sean, para vivir más y mejor, nunca son suficientes para nosotros que trabajamos directamente por la salud de los demás. A tí, querido lector, esperemos que también te sobren los motivos para cuidarte, pues tener o no un final feliz depende de dónde decida detener la historia.

Qué entendemos por Salud

Vivir no se limita a tener un cuerpo sano y respirar. Vivir es tener una mente equilibrada, hacer cosas que te gustan, sentirte querido por otra gente… La vida tiene poco sentido si no la acompañamos de calidad, por lo que es importante no ceñirnos en llegar lo más lejos posible, sino procurar disfrutar al máximo del camino. Para aplicar esto, entender a conciencia lo que significa la salud en todas sus virtudes, nos adentrará en el necesario autocuidado de la salud.

Según Dorothea Orem, una eminencia en autocuidado, el hombre trata de conseguir la salud utilizando sus facultades, para llevar a cabo acciones que le permitan integridad física, estructural y de desarrollo; según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se considera salud al bienestar físico, mental y social.

En el post de hoy, nos centraremos torno a estos tres frentes, facilitando una serie de consejos generales que desde hoy mismo puedes incluir en tu día a día.

La importancia de la nutrición y la alimentación saludable es vital.

Mucho se habla en internet y medios de comunicación de recetas mágicas y consejos que radicalizan nuestra dieta, pero la realidad es más sencilla que todo eso. El truco está en la variedad: puedes comer de todo, preferiblemente sin abusar de nada. Las grasas son tan buenas para la salud como lo pueden ser hidratos o proteínas. Comer alimentos variados, sin olvidar frutas y verduras, o tomar suficiente agua al día, será tan importante como racionarlo de forma equilibrada y medida. Procura siempre planificar lo que comes, de modo que la cesta de tu compra deslumbre por su variedad.

Hay que mantenerse siempre activo

El cuerpo humano es tan maravilloso que cuando más lo usas, más dura. Por el contrario, el sedentarismo nos aliena de nuestra naturaleza móvil y rubicunda, envejeciendo nuestro cuerpo. Un consejo muy útil para afrontarlo con agrado, puede ser practicar deportes acompañado de amigos, cumplir con un mínimo de pasos andados al día o planificar media hora de ejercicio físico al día.

autocuidado 1

Cuida las relaciones personales

Somos parte de la sociedad y como tal, nos afecta queramos o no, el entorno social. El bienestar social se considera uno de los pilares esenciales de la salud y por tanto, nos permite desarrollarnos saludablemente. Mejorar la sociabilidad puede ser un excelente objetivo para el autocuidado. Algunas herramientas prácticas pueden ser: contactar habitualmente con familiares, amigos o conocidos, interesándote sinceramente por sus problemas; participar en talleres de emociones, de empatía, relativos a habilidades sociales o habilidades comunicativas, etc.

Cultiva tu salud mental

Hay quién dijo que la salud mental es la prueba de que existimos. Muchas veces la vorágine del día a día, del trabajo, de los problemas personales, nos somete a niveles de ansiedad, estrés y depresión inaceptables para nuestra salud. Para compensarlo, necesitamos definir qué es aquello que nos gusta y nos abstrae de la rutina,planificando un tiempo de nuestras vidas para nuestro ocio y tiempo libre. Aprende a conocerte y convivirás mejor con el mundo.

Evita factores de riesgo

Hay factores de riesgo que podemos controlar. Algunos de ellos son de sobra conocidos: alcohol, tabaco u obesidad. Pero otros como el uso abusivo y no prescrito de medicamentos, pueden ser un peligro potencial para nuestra salud. El mejor consejo para afrontar estos malos hábitos, es recurrir siempre a ayuda especializada: si no sabe como dejar el tabaco, pregunte cómo hacerlo; si no puede vencer la obesidad acuda a la consulta del especialista médico. Pida ayuda para remediar el hábito que conduce a la enfermedad, nunca al contrario.

Acudir al médico para prevenir enfermedades

Las revisiones médicas periódicas sin sufrir patologías de ningún tipo, con el único fin de revisar su salud general, es una excelente alternativa para conocer el estado de salud en el que se encuentra o posibles malas conductas de las que usted podría no ser consciente y que podrían estar causándole algún tipo de perjuicio que tendrá virulencia en un futuro. Nuestro consejo es el siguiente: conocer a qué grupo de pertenece para conocer sus factores de riesgo con puntualidad. Si es un hombre de 55 años, conviene realizar consultas para revisar su próstata. Si por ejemplo observa mayor incidencia de una determinada enfermedad en familiares, no tenga miedo a pedir cita previa con el especialista médico para realizar un seguimiento.

Si usted tiene dudas de algún tipo o quisiera realizar una consulta con el médico, desde iGlobalMed le asesoramos rápida y gratuítamente.

¿QUÉ TE HA PARECIDO?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s