Tomar el sol reporta en todos múltiples beneficios fisiológicos en el organismo e incluso en el bienestar emocional, psicológico y estético. No obstante en el caso de las mujeres embarazas, conviene extremar precauciones en cualquier tipo de actividad en la que tomar el sol no queda excluida.

Un criterio general que se puede aplicar a la pregunta de si debo tomar el sol mientras estoy embarazada es, sí, pero con sentido común. Ni tanto, ni tan poco.

Beneficios de tomar el sol

  • Bienestar psíquico fruto de la relajación
  • Mejora la síntesis de la vitamina D, que contribuye a la correcta absorción del calcio fortaleciendo los huesos de madre y bebé
  • Estimula el sistema inmunológico
  • Disminuye el colesterol debido a que la luz UV es necesaria para metabolizarlo

embarazada 2

Riesgos del sol para embarazadas

  • Componentes de algunas cremas solares, como la sustancia llamada PABA. Conviene consultar al especialista médico acerca de sus indicaciones.
  • Cloasmas: durante el embarazo, la piel es más sensible y pueden aparecer este tipo de manchas por los cambios hormonales constantes. Tardan mucho en desaparecer.
  • El aumento de la temperatura corporal, puede generar malformaciones fetales, por eso las embarazadas deben evitar también bañarse en agua muy caliente.
  • Al igual que tomar el sol puede suponer una forma de relajación muy respetable, tomarlo en exceso para algunas personas puede no serlo. El estrés, por pequeño que sea, debe evitarse en la medida de lo posible durante la gestación.

Consejos y prevención

  • No pasar más de 30 minutos al sol y evitar hacerlo en las horas del mediodía y primeras de la tarde. Las primeras de la mañana y las últimas del día son las más adecuadas.
  • Tener siempre a mano una sombra o un espacio donde resguardarse, como una sombrilla.
  • Priorizar el paseo para activar la circulación durante la toma de sol, por la orilla del mar, por ejemplo, manteniendo hidratados así los pies, que la posición estática o tumbada.
  • El protector solar es imprescindible –sin PABA mejor- con un factor 15 como mínimo y si la piel es muy blanca a partir de 30. Renovar cada dos horas o tras salir del agua.
  • Los cambios hormonales puede hacer que aparezcan manchas alrededor de la nariz y la boca, que con la exposición solar pueden volverse más oscuras. Es esencial usar un protector alto en estas zonas.
  • Si se desea lucir un bronceado rápido, se puede recurrir al autobronceador, probándolo antes en una pequeña parte del cuerpo para ver la tolerancia que tiene ahora la piel, más sensible durante la gestación.

¿QUÉ TE HA PARECIDO?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s