Cuando practicamos deporte, si no vamos con cuidado, tarde o temprano acabamos teniendo alguna lesión. Lo ideal es estirar bien, calentar y prevenir estás lesiones con buenos hábitos, si aún así te acabas haciendo daño, esta entrada te ayudará a saber cual es tu lesión.

1. Tendinitis rotuliana (rodilla de saltador)

La tendinitis rotuliana es una inflamación del tendón rotuliano, el tejido que une la rótula a la tibia. Se produce principalmente por sobrecarga, movimientos repetidos que acaban causando irritación o daño. Debido al rebote que se produce cuando corremos (y en mayor medida cuando se salta, de ahí el nombre alternativo) el tendón acaba resintiéndose y pudiendo derivar en lesión.

A pesar de que al principio sólo produce molestia y no llega a ser doloroso, puede acabar empeorando con el tiempo si no se toman las medidas adecuadas.

Síntomas

  • Molestia o dolor debajo de la rótula cuando corremos
  • Dolor al flexionar la rodilla (mientras estiramos, por ejemplo)

Prevención

  • Estiramiento diario del cuádriceps, músculos de la corva y de la pantorrilla
  • Acortar la zancada
  • No aterrizar con la pierna completamente recta o cerca de los 180º
  • Fortalecimiento del tren inferior, especialmente cuádriceps e isquiotibiales

Jogging injury - warm up before running/exercising.

2. Tendinitis aquílea

Mientras que con la tendinitis rotuliana se puede hacer vida normal mientras no esté en un estado muy avanzado, la tendinitis aquílea puede afectar a la vida diaria.

El tendón de Aquiles es el que conecta los dos músculos grandes de la parte posterior de la pierna al talón. Si se inflama, estamos ante la tendinitis aquílea.

Suele producirse con volúmenes de entrenamiento altos, si se carece de flexibilidad en los gemelos y sóleos, si se corre habitualmente sobre superficies duras o si saltar forma parte del entrenamiento diario.

Síntomas

  • Molestia o dolor encima del talón y en la parte inferior de la pierna, sobre todo mientras corremos o después de correr
  • Sonido de crujido o chasquido al mover el tobillo

Prevención

  • Fortalecimiento del tren inferior, especialmente gemelos y sóleos
  • Incrementar la carga de entrenamiento gradualmente
  • Estiramiento diario de gemelos y sóleos
  • Calentar siempre antes de empezar a correr
  • Evitar superficies duras para correr habitualmente: asfalto y cemento
  • Evitar el uso de tacones altos y el de chanclas de playa o sandalias

3. Rotura fibrilar en los isquiotibiales

Los músculos isquiotibiales son los que se encuentran en la parte posterior de la pierna, desde el muslo hasta la rodilla: el bíceps femoral, el semitendinoso y el semimembranoso.

Una distensión de isquiotibiales suele ser sólo un tirón, que sucede cuando los músculos se estiran demasiado y empiezan a desgarrarse. Normalmente son lesiones leves y sólo hace falta un período de recuperación breve.

Sin embargo, cuando se produce la rotura, puede requerir cirugía.

Síntomas

  • Dolor en la parte posterior en la pierna, ya sea al flexionarla o al extenderla
  • Hinchazón o aparición de hematomas

Prevención

  • Calentar siempre antes del entrenamiento, sobre todo en entrenamientos fraccionados (días de series)
  • Estiramientos a conciencia de los isquiotibiales al finalizar el entrenamiento y ligeramente antes del mismo
  • Evitar un incremento repentino de la carga de entrenamiento
  • Fortalecer los músculos isquiotibiales con ejercicios, ya sea con gomas o en gimnasio. Si no, se produce un desequilibrio entre el tamaño de estos y los cuádriceps

4. Fascitis plantar

En la planta del pie hay una franja gruesa de tejido llamada fascia plantar. Realmente es un tendón que conecta el calcáneo (el hueso del talón) con la parte anterior del pie.

Si la fascia se irrita, sólo pisando nos dolerá la planta del pie. Esta afección se llama fascitis plantar.

El dolor se produce cerca del talón y no sólo afecta a gente que corre o hace deportes que requieren saltos, sino también a personas con sobrepeso, mujeres embarazadas o gente que trabaja durante muchas horas de pie.

El calzado inadecuado suele ser una de las causas principales de la fascitis. También se desarrolla si se sube repentinamente la carga del entrenamiento. Los corredores con pies cavos o pies planos son más propensos a sufrirla, así como los que tengan cierto sobrepeso.

Síntomas

  • Dolor después de pasar mucho tiempo de pie o tras haber hecho ejercicio
  • Duele especialmente al estirar o flexionar el pie

Prevención

  • Zapatillas para correr adecuadas y de tu talla
  • Si el sobrepeso es muy acusado, mejor caminar y, cuando se haya reducido el peso, empezar a correr
  • Estiramientos de pies y pantorrillas tras el entrenamiento

5. Síndrome de la cintilla iliotibial (rodilla del corredor)

Es otra de las lesiones más comunes entre corredores, sobre todo los de larga distancia. Se caracteriza por el dolor intenso y agudo de la cara lateral externa de la rodilla, aunque puede generar también dolores en el muslo, incluso en la cadera.

La lesión empieza de forma gradual, limitando al principio el tiempo de carrera. El dolor comienza a los 10 ó 15 minutos de empezar a correr y, a partir de ahí, no mejora, y te hace parar antes de que termines el entrenamiento que tenías planeado.

Síntomas

  • Dolor en la cara lateral externa de la rodilla
  • Aparición del dolor tras 10-15 minutos de entrenamiento

Prevención

  • Evitar cuestas, sobre todo pendientes negativas
  • Fortalecimiento del tren inferior, sobre todo la musculatura abductora de cadera (glúteo medio y tensor de la fascia lata)
  • Si se corre habitualmente en una pista de atletismo, cambiar el sentido de la marcha pasadas unas vueltas

En los casos más graves  estas lesiones pueden requerir una cirugía o una operación de rodilla.  Una consulta con un traumatólogo es la mejor opción cuando el dolor ya es intenso y la recuperación es lenta. ¡No sufras en silencio! Si tienes alguna duda o quieres consultar un traumatólogo ponte en contacto con  nosotros.

¿QUÉ TE HA PARECIDO?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s