A pesar de lo que muchos creen, la obesidad no es simplemente el resultado de comer en exceso combinado con falta de fuerza de voluntad. La investigación científica demuestra que la genética también juega un papel importante, y que una vez la obesidad establecida, es muy difícil recuperar un peso ideal solo con dieta y ejercicio. Las operaciones de reducción de estómago son muchas veces necesarias para, combinadas con una dieta y ejercicio, poder acabar con el problema de la Obesidad.

Existen distintas técnicas de reducción de estómago, pero no te apures, hemos hablado con el Doctor Miquel Rull, cirujano de referencia y pionero en técnicas de reducción de estómago, para que te explique todo lo que debes saber sobre las operaciones de cirugía bariátrica:

 

1. Cirugía de la obesidad (cirugía bariátrica) con manga gástrica

manga

¿Qué es la manga gástrica?

La operación de manga gástrica consiste en una reducción de estómago realizada mediante una gastrectomía tubular, también conocida como manga gástrica o tubo gástrico (en inglés sleeve gastrectomy). Habitualmente, se considera que un paciente con un Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 35 es candidato a esta cirugía, aunque se deben valorar otros factores. Es una de las técnicas más usadas en la cirugía bariátrica, y consiste en extirpar gran parte del estómago a expensas del fundus (parte más voluminosa del estómago), para convertirlo en un tubo de aproximadamente 2 cm de diámetro desde el cardias hasta el píloro. Con la eliminación de esta parte del estómago se consigue una sensación de saciedad precoz. Esto es debido a que en el fundus gástrico, parte superior del estomago que se elimina, se produce dos moléculas conocidas como Grelina y Leptina que son responsables de la saciedad. La mayoría de los pacientes obesos tienen cifras de Grelina altas y Leptina baja, después de la cirugía estos niveles se normalizan

Ventajas de la manga gástrica respecto a otras técnicas:

La principal ventaja es la calidad de vida del paciente. Al ser una técnica únicamente restrictiva, es decir, que solo reduce el tamaño del estómago, se limita la ingesta de comida sin alterar la absorción de los nutrientes. En otras técnicas, como las malabsortivas o el by-pass gástrico, se altera el intestino para dificultar la absorción de grasas y azúcares, lo que repercute en la absorción de nutrientes básicos como el hierro, el calcio o algunas vitaminas.

Actualmente, se considera una de las mejores opciones para tratar la obesidad mórbida, ya que controla el apetito y la saciedad, consigue una gran pérdida de peso y permite al paciente cambiar sus hábitos fácilmente.

Esta cirugía a su vez también es de gran utilidad para el tratamiento de la diabetes tipo II siendo una de las mas utilizadas como Cirugía Metabólica.

 

2. Cirugía de la obesidad (cirugía bariárica) con bypass gástrico

Bypass gástrico vs. balón intragástrico, la solución a tu obesidad blog iglobalmed

¿Qué es el by-pass gástrico?

El by-pass gástrico es una opción para el tratamiento quirúrgico de la obesidad. Esta intervención está indicada en pacientes con un IMC mayor de 45 y menor de 54 en los que han fracasado los métodos no quirúrgicos de reducción de peso. Además, está especialmente recomendado en aquellos pacientes con una historia dietética de comedores desordenados (picoteadores, glotones, compulsivos…). A diferencia de otras, el by-pass gástrico es una técnica mixta. Por un lado es una técnica restrictiva ya que se reduce el tamaño del estómago funcional, y por tanto, provoca sensación de plenitud; y por otro interfiere en la absorción de los alimentos limitando, principalmente, la absorción de azúcares y grasas.

¿En qué se diferencia el bypass de las otras técnicas de cirugía bariátrica?

La principal diferencia es su carácter mixto. En las técnicas puramente restrictivas, como la banda gástrica o la manga gástrica, se limita la capacidad del estómago y se reduce la ingesta sin alterar la absorción de los alimentos. Con el bypass gástrico el recorrido de los alimentos se acorta, la digestión es más rápida y se limita la absorción de ciertos nutrientes como las grasas o los azúcares. De este modo, además de comer menos, el paciente absorbe menos calorías, facilitando la pérdida de peso a expensas de una menor absorción de las grasas.

Ventajas del By-pass gástrico

  • Es la técnica más empleada y tras 34 años ya se puede decir que los resultados son óptimos.
  • La calidad de vida de los pacientes es mayor que con otras técnicas, ya que se puede ingerir todo tipo de alimentos.

 

Cirugía metabólica (Diabetes tipo 2)

El bypass gástrico y la Gastrectomía tubular también se conocen como Cirugía metabólica, ya que este tratamiento quirúrgico también sirve para tratar la Diabetes Mellitus tipo 2.

Hasta hace poco tiempo, el seguimiento de una dieta adecuada, la realización de manera habitual de ejercicio físico y el tratamiento médico han sido los tres pilares básicos del abordaje de esta enfermedad, cuya principal causa es la obesidad.

Al principio, estas intervenciones sólo se realizaban para tratar casos de obesidad importante y con mal control terapéutico. Hoy sabemos que funciona en grados menores de obesidad, con una remisión de la diabetes en torno al 80% de los casos. Este alto porcentaje de éxito no significa que deban operarse todos los pacientes con diabetes. Aquellas personas que, por algún motivo, no pueden llevar correctamente su tratamiento médico, o aquellas de difícil control, que asocian otros problemas metabólicos pese a seguir las medidas correctas, son candidatas, al menos, a ser objeto de un estudio que evalúe su idoneidad para este tipo de intervenciones.

 

3. Reducción de estómago vía endoscopia (Método POSE)

Metodo POSE reduccion estomago via endoscopia - blog de iglobalmed doctor miquel rull

La reducción de estómago vía endoscopia (Método POSE) está especialmente recomendada para pacientes con sobrepeso u obesidad con un Índice de Masa Corporal (IMC) comprendido entre 27 y 40, si bien debe ser el especialista en tratamientos para la obesidad quien decida si es la técnica adecuada para cada situación concreta.

¿Cómo se realiza la reducción de estómago vía endoscopia?

Como el propio nombre indica, se trata de una intervención que se realiza a través de una endoscopia. Es decir, que en vez de abrir el abdomen del paciente, se realizan unas pequeñas incisiones por las que se introducen las sondas, cámaras y materiales quirúrgicos para realizar la operación.

Una vez en quirófano, el paciente es anestesiado de forma general. A continuación se introduce un endoscopio por la boca que llega hasta el estómago. Una vez en el estómago, el endoscopista realiza pliegues en el estómago y los sutura para reducir su tamaño.

Se trata de una intervención sencilla con una duración que oscila entre los 40-60 minutos aproximadamente.

Ventajas de la reducción de estómago vía endoscopia (método POSE)

Al tratarse de un tratamiento poco invasivo, ya que se realiza por vía endoscópica, ofrece ventajas frente a otras cirugías de la obesidad como son:

  • Reducción del dolor post cirugía
  • Disminución del riesgo de infección
  • Ausencia de cicatrices externas
  • Recuperación más rápida
  • Estancias hospitalarias más cortas o en régimen ambulatorio

Aun no existen resultados concluyentes de su efectividad. No es aplicable a todos los enfermos.

 

4. Balón intra-gástrico / ingerible

balon intragastrico

Se trata de una técnica relativamente sencilla por lo que tiene pocos riesgos asociados. El balón intragástrico está especialmente indicado en aquellas personas que tiene que perder entre 10-25 kilos.

Aún así, como cualquier tratamiento para la pérdida de peso, debe ser elegido por el profesional médico tras valorar la situación concreta de cada paciente. Algunas contraindicaciones para la colocación del balón intragástrico son: embarazo, lactancia, enfermedades inflamatorias o hemorrágicas del estómago, cirugía gástrica previa, alteraciones severas de la coagulación, trastornos endocrinos o trastornos psiquiátricos que impidan el correcto seguimiento de las indicaciones dietéticas. No es una solución definitiva ya que el balón se debe retirar y la obesidad puede reaparecer

¿Cómo se coloca el balón intragástrico?

La colocación del balón intragástrico es una técnica muy sencilla que se lleva a cabo por vía endoscópica. Tras una ligera sedación para evitar las molestias que pueda producir, el médico introduce, a través del endoscopio, el balón hasta el estómago. Una vez colocado en su sitio, el balón se infla con suero fisiológico hasta que ocupa el volumen necesario para producir sensación de plenitud permanente (unos 2/3 del estómago).

Se trata de un proceso que se realiza de manera ambulatoria y que no requiere ingreso hospitalario. La duración es de unos 20-30 minutos y tras un corto periodo de observación puede marcharse a casa.

Ventajas del balón intragástrico

La principal ventaja del balón intragástrico con respecto a otras técnicas para el abordaje de los problemas de obesidad es que no requiere intervención quirúrgica, y por tanto, no lleva asociadas las complicaciones inherentes a las cirugías.

Es una técnica sencilla, rápida y poco peligrosa aunque no es eficaz en todos los pacientes.

En cualquier caso, si sigues sin saber cual de estas técnicas de reducción de estómago es la ideal para tu caso, desde iGlobalMed te recomendamos acudir a la consulta de un cirujano bariátrico para que tesuelva todas tus dudas.

¿QUÉ TE HA PARECIDO?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s