¿Sabías que la zanahoria es buena para la vista? Si no, haz memoria, ¿alguna vez has visto un conejo con gafas? 😉 Nuestra alimentación y el estilo de vida que llevamos puede suponer un riesgo para nuestra vista. Existen una serie de nutrientes que favorecen la salud de nuestros ojos, y se encuentran principalmente en las frutas, las verduras y los aceites vegetales:

Pescado

Comer pescado al menos dos veces por semana. El pescado es la fuente más importante de ácidos grasos omega 3 de nuestra dieta, especialmente el pescado graso, también llamado pescado azul (anchoas, caballa, atún, boquerón, sardina o salmón).

Aceite de oliva

Tomar aceite de oliva. Éste ayuda a prevenir determinadas enfermedades de los ojos como la degeneración macular, una enfermedad que afecta a la retina de las personas mayores de 60 años y que es la segunda causa de ceguera en los ancianos, después de la diabetes. Lo adecuado sería tomar 2 cucharadas de aceite de oliva al día.

Fruta y verdura

Comer 5 raciones de fruta y verdura al día. Estos alimentos contienen las vitaminas A y C necesarias para nutrir los ojos. En la dieta mediterránea, las vitaminas A y C se encuentran principalmente en las frutas cítricas como naranjas, kiwi, fresas, mango, melocotón y melón; y en vegetales como espárragos, brócoli, coliflor o pimientos.

Vegetales amarillos y naranjas

alimentos buenos para la vista y salud visual - iglobalmed

Los vegetales y las frutas anaranjadas o amarillentas como el maíz, la calabaza, la naranja, la mandarina, o el melocotón tienen niveles elevados de zeaxantina, un pigmento antioxidante que se encuentra en la retina, y protege contra los efectos de los radicales libres nocivos para las células, previniendo las enfermedades oculares relacionadas con la edad. También es recomendable tomar vegetales y legumbres, como las espinacas, la lechuga, los guisantes o las judías verdes que son alimentos ricos en luteína.

Mariscos de colores intensos

Es recomendable tomar mariscos con colores intensos como los mejillones o las gambas. Estos mariscos son especialmente ricos en zinc, un elemento que se encuentra en elevada concentración en el tejido ocular y cuya deficiencia puede producir, entre otras cosas, alteraciones en la visión o dificultad para ver en la oscuridad.

Evita el exceso de calorías

Las personas que siguen dietas ricas en grasas saturadas, azúcares y proteínas, que favorecen la obesidad, la hipertensión arterial, la diabetes y las hipercolesterolemias son las más propensas a sufrir un envejecimiento ocular prematuro.

Además, de estos consejos relacionados con la alimentación, puede ayudarnos a cuidar nuestra salud visual el hacer ejercicio físico o no fumar ya que, al igual que sobre la piel, se produce un envejecimiento prematuro de las estructuras oculares como el cristalino o la retina. Aunque no se sufra ninguna patología, siempre es útil realizarse una revisión oftalmológica con el fin de prevenir o de detectar problemas de visión lo más precozmente posible. Su regularidad dependerá de la edad, aunque hay que tener en cuenta que debe acudirse al especialista ante cualquier síntoma extraño.

¿QUÉ TE HA PARECIDO?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s